domingo, 17 de junio de 2012

La mujer en el cristianismo.

Al igual que en el Budismo, en el Cristianismo la mujer era tratada como un ser inferior al hombre y no digna de participar en la sociedad al mismo nivel que el hombre.

Al ser el cristianismo hijo del judaísmo, ha heredado innumerables tabúes y tradiciones judías.
El Código Canónico (1917-1983), contenía una serie de cánones basados en la impureza ritual de la mujer. Algunos ejemplos de estos cánones son:
Las mujeres son la última opción como ministras de bautismo- Las mujeres no pueden distribuir la sagrada comunión- Las niñas ni las mujeres pueden ser servidoras del altar- Sólo hombres pueden recibir el Sacramento del Orden- Las mujeres deben cubrir su cabeza con un velo en la Iglesia- Las mujeres no pueden predicar en la Iglesia- Las mujeres no pueden leer la Sagrada Escritura en la Iglesia.
Sin embargo, con el paso del tiempo las cosas van mejorando. El principal avance se debió gracias a que los reverendos guardianes del Derecho Canónico en 1983 decidieron que las mujeres podían leer las Sagradas Escrituras durante la liturgia, además de rechazar numerosos antiguos cánones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada