domingo, 17 de junio de 2012

La mujer en el budismo.

En las civilizaciones antiguas, lo normal era tratar a la mujer siempre de forma injusta, considerándola como un ser inferior. EL Budismo, no fue diferente, y al inicio de su predicación sigue la misma línea, definiendo a las mujeres como unos seres pícaros, llenos de malicia y afirmando que en ella es difícil encontrar la verdad. Las reglas iniciales se referían solo a los hombres, puesto que eran ellos los únicos que podían convertirse en monjes, y no las mujeres, que tenían como única salvación renacer como varón.
Sin embargo las cosas fueron cambiando. Una antigua leyenda cuenta que el cambio se debió a la insistencia de la madrina de Buda, apoyada por las razones del Discípulo predilecto Ananda, que pedían la fundación de una orden femenina en el monaquismo budista.
Buda acabó consintiéndolo y dictando ocho reglas para las comunidades femeninas, lo que significó que las mujeres también podían alcanzar el Nirvana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada